martes, 21 de junio de 2011

Un nuevo día






















A punto de desvanecer se encontraba de nuevo ese corazón insaciable de recuerdos, pero la mente pudo más que el corazón y lo trajo al presente, explicándole que quedaba aún mucha vida por delante, que había espacio para que se formaran recuerdos nuevos que albergaran no tristeza sino alegría.

Momentos felices que otros no entenderían el significado pero que para ella significaban todo un mundo de alegrías y satisfacción, porque ya la mente le pedía al corazón que dejara de añorar lo que no fue y pudo haber sido, sino lo feliz que podía sentirse ahora, las personas que había conocido y que la habían ayudado tanto, las amigas que tiene que siempre la aconsejan para poder seguir adelante. Y si es cierto que alguna vez había llegado a sentirse solo, no había problemas, pues siempre tenía esos recuerdos para que no fuese así.

Post-data: aquí os dejo un video, merece la pena escucharlo a todo volumen (no se dejen engañar por el título. Perdonad mis desvarios en el día de hoy).
video

2 comentarios:

Daniel Casares Román dijo...

Precioso Yasmina!

Yasmina dijo...

Gracias Daniel! Tus fotos son espectaculares. Me encantan!